AÑO 13

NUMERO 615

Actualidad

Año: 13

Número: 612

LAS ANGUSTIAS DE GÓMEZ Y WHOR.

las-angustias-de-gomez-y-whor

GOMEZ Y WHOR, LA CABEZA CONTRA LA PARED.

Es posible que el educado Presidente del Cicae esté padeciendo los errores de Meiners, Gómez y Marnicco, en el aburrido asunto del estacionamiento medido. Es bastante cómico que se paguen los costos que se pagan por un antojo de los “mandamases” del municipio. Los argumentos de Gómez para no atender a los comerciantes auto convocados y enojados (más porque no los atendían que por el tema puntual del estacionamiento) fueron desde el absurdo reglamentario hasta la ofensa lisa y llana. No los atendía “porque solo hablaba con la institución madre” o sea la comisión de comercio del Cicae, párrafo aparte para la institución “madre” que no se comportó como tal y se unió a la Intendenta y su Secretario para ningunear a los comerciantes.

“Gobernamos para todos y no para algunos que viven en el centro”, decía Gómez y repetía Meiners, mientras los “algunos” juntaban firmas contra la medida y volvían a insistir con la suspensión. El error imperdonable del Municipio fue no considerar que los que encabezaban la protesta eran los directamente afectados. ¿Quién iba a reaccionar, acaso un vecino del barrio La Orilla? Protestaron los que te tenían que protestar.  
Como un pontífice de las estadísticas, Gómez (¿quién si no?) decretó que las ventas en la franja afectada por la medida no habían descendido, por el contrario, los porcentajes de ventas habían aumentado. ¿Sabía más que los dueños de los locales o los llamaba macaneadores? Eso se entendió y la bronca creció, a tal punto que hizo un desastre en el Cicae que, para colmo, estaba de elecciones.

Fue elegido nuevo presidente del Cicae en medio de suspicacias, avivadas y sospechas de tongo para imponer la lista ganadora. Los “triunfadores” festejaron un triunfo amargo. La realidad no tardó en apretar al nuevo presidente. Muy simple, el Cicae tiene compromisos ineludibles que son la razón de su existencia, dentro de poco, debe organizar el “Paseo de Compras” (un suceso comercial anual) y un poco más adelante la fiesta de “El Colonizador” (otro suceso comercial), para ambos necesita como el agua en el desierto de los comerciantes locales. Recordemos el maltrato impuesto justamente a los “comerciantes locales” por los organizadores de los dos acontecimientos. Recordemos también que los comercios se fueron del Cicae y armaron su propia organización, a tal punto llegó el enojo.

La cosa es que, hoy, con la leche derramada, ha salido Gómez a ofrecer una limosna a los vecinos directamente afectados en sus ingresos por el estacionamiento medido. Algo así como:  “bueno, para que dejen de molestar un rato, les doy esta dádiva que consiste en bajarle un peso en la tarifa y una hora en el tiempo”. Con esa miseria pretende, el Secretario, arreglar la catástrofe que ha provocado su fantástico capricho, el daño hecho a una institución legendaria como el Cicae a la que ha despojado de un número notable de posibles afiliados, chamuscándola groseramente en su representación.

Se podría continuar hasta el paroxismo con esta estúpida aventura cifrada en un antojo de políticos novatos, es posible también que el daño ya sea irreparable. Algunos dirán que no hay mal que por bien no venga y todo esto sirva para desnudar la torpeza de aquellos que se ufanan como supuestos dirigentes. Eso lo dirá el tiempo.   
 

 
Facebook Twitter Delicious Linked in Reddit MySpace Stumbleupon Digg Whatsapp Enviar por Correo

Imprimir Noticia

El Tiempo
Tiempo Esperanza
Buscar Noticias
Frases Célebres
Las obras no se acaban, se abandonan.
Paul Valéry (1871-1945)
Poeta y escritor francés
Cotización del Dólar